top of page
Sesión de psicólogo

Terapia EMDR

Se trata de un abordaje psicoterapéutico, de alta eficacia clínica y beneficio significativo para el paciente y su entorno cercano.

La sigla EMDR proviene del inglés “Eye Movement Desensitization and Reprocessing”, es decir que se trata de un proceso de desensibilización y reprocesamiento a través del movimiento ocular.

La psicóloga estadounidense Francine Shapiro ( 1948-2019) fue quien creó esta corriente psicoterapéutica, con la que inicialmente se trataba a pacientes con estrés post traumático.

Actualmente, desde este abordaje trabajamos exitosamente prácticamente todas las patologías mentales tales como: todos los trastornos de ansiedad : ataque de pánico, fobias específicas y generales, depresión clínica, autoestima desajustada, estrés, duelos, abuso sexual, dolor crónico, migrañas, síntomas físicos sin explicación médica.

Una de las grandes ventajas es que habitualmente, este proceso lleva un tiempo menor en relación a otros abordajes psicoterapeúticos, inclusive que la Terapia Cognitivo Conductual, siendo que la sintomatología y sufrimiento del paciente remite luego de algunas consultas de reprocesamiento cerebral. 

IMG_9840_retoque.jpg

Orgullosa de ser Psicoterapeuta EMDR y con gran satisfacción en mi labor diaria, con excelentes resultados y gran impacto positivo en la salud mental y en la calidad de vida de mis pacientes y sus familias.

¡No dudes en consultar!

Quienes ya probaron y lo recomiendan.

Mi experiencia siendo paciente de Sabina ha sido de mucho aprendizaje, conocimiento y empoderamiento. Herramientas como el EMDR han logrado que transforme momentos traumáticos en grandes aliados para mi día a día y en todos los hábitos de mi vida. Con Sabina somos colegas, y he aprendido mucho de ella como profesional, el poder conocerla durante el proceso hizo que la sienta cercana, par, pero al mismo tiempo referente y en mi proceso eso fue clave, formamos un gran equipo.

MARIANA, 33 AÑOS

Hace unos meses fui víctima de un robo bastante violento y las imágenes me venían a la mente todo el tiempo, inclusive no podía dormir de noche por estos recuerdos intensos.

El psiquiatra me derivó con Sabina para que me hiciera EMDR y me sirvió muchísimo. Nunca más tuve esos recuerdos y recupere el buen dormir. Muchas gracias por tu atención hacia mi y tu gran calidez  humana y profesional

ESTELA MACHADO, 58 AÑOS

Contaba con problemas continuos de ansiedad , los cuales me costaba controlar, y la Licenciada me presentó la alternativa del EDMR para hacer frente a este problema. La realidad es que es una técnica muy poderosa, que realmente ayuda y demuestra claramente el vínculo persistente entre cuerpo y mente. Luego de un tiempo noté una clara mejora gracias al tratamiento.

AGUSTÍN CALLERO, 28 AÑOS

Empecé con ataque de pánico a los 40 años y me habían dicho que no tenía cura y que tenía que acostumbrarme a eso, hasta que un amigo me recomendó a Sabina y puedo decir que si tiene cura y en poco tiempo

 El haber recuperado mi calidad de vida tiene un gran valor para mi, agradezco infinitamente a la licenciada Alcarrazpor haberme devuelto mi vida.

GASTÓN GOMEZ, 45 AÑOS

Fui diagnosticada con ataque de pánico por la psiquiatra y ella me recomendó que hiciera EMDR con Sabina. Me sentí muy cómoda con ella como profesional y en 2 meses ya no tenía ataques y están sin medicación. Recomiendo esta terapia con Sabina a todo el que me pregunta cómo hice para curarme de mi problema de ansiedad y pánico así como a todo el que tenga un sufrimiento de este tipo

 Gracias.

CARMELA ÁLVAREZ, 24 AÑOS

Consulte con Sabina porque tenía mucha ansiedad cuando estaba con gente ya sea grupos o con una persona y descubrí que eso era fobia social, trabajamos con EMDR y fue una experiencia excelente ya que en poco tiempo perdí ese miedo y malestar en situaciones sociales. Ahora voy a conciertos y a lugares con mucha gente sin problema

Estoy muy agradecida por haber conocido a Sabina y que me haya ayudado con su gran profesionalismo , seriedad y calidez humana. Muchas gracias por todo!

LUCIANA GARCÍA, 35 AÑOS

bottom of page