top of page

La Psicoestética es autocuidado

El pasado 24 de julio, celebramos el Día Internacional del Autocuidado, aspecto fundamental para lograr nuestra mejor versión, desplegar nuestro potencial y por supuesto lograr alcanzar metas y objetivos en todas las áreas de la vida, así como también para obtener la calidad de vida, nivel de bienestar integral y equilibrio psico-físico, que tanto anhelamos.

DIMENSIONES:

A mi entender, el autocuidado es una conducta que abarca múltiples dimensiones, las que deben ser atendidas adecuadamente para lograr el bienestar integral del que hacíamos mención anteriormente.

Ellas son:

  1. FISICA- CORPORAL

  2. IMAGEN PERSONAL

  3. ESPIRITUAL

  4. ENERGETICO

  5. MENTAL

  6. PSICO-EMOCIONAL

  7. CONDUCTUAL: HABITOS Y RUTINAS (SUEÑO, ALIMENTACÓN, EJERICIO FÍSICO, ESPARCIMIENTO)

En este caso, me voy a focalizar en la dimensión físico-corporal, en lo relativo a la imagen personal y al rol de la Psicoestética como abordaje clínico en este aspecto.

La imagen personal juega un rol importante en nuestra vida y el cuidado de nuestra presentación personal global, debería ser parte de nuestra rutina de autocuidado.


Tal y como lo hemos conversado en otras oportunidades, una persona con una autoestima equilibrada y ajustada, que “se quiere a si misma y se respeta”, también se cuida y realiza acciones dirigidas hacia ese objetivo.

Cuando hablamos de autocuidado personal, nos referimos desde la higiene personal diaria, el cuidado del cabello, la piel, la vestimenta, la figura, el peso, etc.


Todos estos elementos conforman tu imagen personal, cómo te presentas a ti mismo, al espejo, a tu entorno cercano y al mundo.

Es tu carta de presentación, una suerte de documento de identidad, salvo que en este caso nos habla de tus características de personalidad, autoestima, equilibrio psico-emocional y hasta de un pensamiento organizado, entre otras categorías y rasgos.



La temática del autocuidado y su importancia la hemos estado trabajando intensamente en estos días con quienes llegaron a mi consultorio por Psicoestética, siendo que el hecho de asistir a una sesión de este ya constituye un ACTO DE AUTOCUIDADO, lo que expresé y reforcé en la consulta y con lo cual estábamos todos de acuerdo.

Un hábito que no lo teníamos tan incorporado lamentablemente como sociedad pero que la Psicoestética nos está ayudando a poner sobre la mesa, visibilizando la importancia y marcado la diferencia significativa de su impronta, un ANTES Y DESPUES, en la prevención e intervención del cuidado de nuestra imagen personal desde el interior de nuestro ser, complementando todos aquellos tratamientos, procedimientos estéticos o asesorías de imagen que proviene del exterior.


En ocasiones, se trata de una única sesión donde psicoeducamos y ratificamos aquellos hábitos y rutinas que potencian y mantienen en armonía la imagen exterior y el autoconcepto, un equilibrio entre mente-cuerpo y espíritu a lo que se suma la satisfacción de saber que en ese encuentro estas realizando un acto de amor, respeto y cuidado para contigo mismo.


En las consultas de Psicoestética acompañamos y orientamos tu autocuidado personal.


¡Priorizate, mímate, querete, cuídate!

¡Te invito a conectar con tu ser interior, a sentirte y verte cada día mejor!


Con cariño,

Sabina

58 visualizaciones0 comentarios
bottom of page