top of page

Música: neuropsicología y felicidad

Es realmente innegable el poder de la música en nuestra vida; ya que genera un claro impacto a nivel físico, cerebral, emocional, psicológico y por ende en nuestra sensación de bienestar integral y nivel de felicidad.

En este sentido, cabe destacar que resulta imposible ser indiferente a la música, ya que a través de ella nos conmovemos, nos estremecemos, nos enamoramos, asimismo lloramos, reímos, cantamos y hasta ponemos el cuerpo en movimiento. Reacciona la mente, el alma y el cuerpo y hasta en ocasiones se nos “pone la piel de gallina”.


Actualmente, la neurociencia ha descubierto que las vibraciones sonoras poseen la capacidad de evocar recuerdos de situaciones, momento y personas, así como emociones y estado anímicos de tipo intenso.


Cuando escuchamos música, el cerebro recibe el estímulo sonoro, involucrando a distintas estructuras cerebrales; algunas de las más relevantes son: el hipotálamo, la amígdala y el Locus Coerules, ubicado en el tronco cerebral, por lo que el efecto a nivel del organismo es complejo, afectando el sistema psicológico, neurológico e inmunológico.


Si nos remitimos específicamente al sistema inmune; está comprobando científicamente que la música favorece la producción de células citolíticas, las que intervienen al momento de combatir infecciones y otras enfermedades orgánicas.


Asimismo, la música genera modificaciones a nivel cognitivo, conductual, emocional, atencional y de concentración, en la memoria y el estado anímico; fundamentalmente en casos de depresión clínica y trastorno de ansiedad.

En el área fisiológica, podemos que se producen cambios en la presión arterial, el ritmo cardíaco, rendimiento físico, nivel de energía y motivación.


Cambios en los neurotransmisores


Las células del cerebro conocidas como neuronas, se comunican mediante sustancias químicas llamadas neurotransmisores, quienes favorecen la sinapsis neuronal: es decir la conexión intercelular.

La música favorece la liberación de los neurotransmisores más importantes, ellos son:

  • adrenalina: responsable de los impulsos y la exitación

  • serotonina: responsable del estado de ánimo y el manejo del afecto

  • dopamina: responsable de la sensación del placer y bienestar

  • oxitocina: responsable de la confianza, vinculo social y felicidad

  • disminuye niveles de cortisol en sangre


A nivel emocional está comprobado que la música provoca:


  • Motivación

  • Alegría

  • Diversión

  • Erotismo

  • Sueño

  • Tristeza

  • Miedo

  • Calma

  • Relajación

  • Sensación de desafío

  • Mayor nivel de energía


Cabe destacar la existencia de la musicoterapia como disciplina aplicada a trastornos específicos tales como: TEA ( Trastornos del Espectro Autista), mutismo selectivo, Alazheimer, Parkinson, paciente oncológicos y con dolor crónico, debido a su efecto en la neuroplasticidad cerebral y a su efecto relajante.


Debido a lo anteriormente expuesto, los beneficios de escuchar música de forma habitual y a modo de rutina son múltiples, siendo que se trata de un recurso que se encuentra al alcance de todos.  Sin ningún lugar a dudas la música contribuye a aumentar nuestra sensación de bienestar integral y felicidad.


Te invito a escuchar las playlists creadas por mí en Spotify, especialmente para:


  • Motivarte y aumentar tu nivel de energía


  • Relajarte y lograr un estado de calma



  • Mejorar tu capacidad de concentración



Espero que puedas disfrutarlas y compartirlas con quien más lo necesite.


Con cariño,

Sabina

44 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page